Aunque todos los bilbaínos nos hiciéramos carlistas…

UNAMUNO

“Aunque todos los bilbaínos nos hiciéramos carlistas, Bilbao seguirá siendo liberal”. La frase es de Unamuno, aunque no se la atribuye a sí mismo y, en una carta inédita a Indalecio Prieto, cuenta que se la oyó decir, “siendo un mocito, hacia 1876, a un viejo tendero de las Siete Calles”. La sentencia la encontramos de nuevo en boca de Juan de Arana, uno de los personajes de la novela unamuniana “Paz en la Guerra”. Antes de cerrar el año, quiero recordar nuevamente a Don Miguel, pues este 2014 que se nos va ha sido el del 150 aniversario de su nacimiento.

Hace unas pocas semanas, tuve la ocasión de participar en la presentación del libro que recoge una parte de la correspondencia inédita -entre ella, el párrafo mencionado-, intercambiada entre Unamuno y Prieto -“Miguel de Unamuno – Indalecio Prieto. Correspondencia 1916-1934”. Luis María Sala González-, editado conjuntamente por las fundaciones Indalecio Prieto y Juan de los Toyos, como contribución al aniversario del escritor bilbaíno.

La presentación del libro, que tuvo lugar en la sede de UGT en Bilbao, congregó a bastantes personas interesadas en el tema. Entre ellas estaba un bisnieto de Juan Ulpiano Migoya, que fue presidente de la sociedad El Sitio y en cuyo nombre pidió a Unamuno que escribiese una versión infantil de “Paz en la Guerra”, al estilo de la entonces famosa novela Cuore (Corazón, Diario de un niño), de Edmundo de Amicis. Por medio de una amiga común, el bisnieto de Migoya me ha hecho llegar unas fotografías de la correspondencia intercambiada entre su antepasado y el escritor, en la que figura la mencionada petición en concreto: “…Insistimos en nuestra idea de tener un libro destinado a inculcar a los niños bilbaínos el amor a la libertad y a familiarizarles con el recuerdo de los sitios de esta villa (…) …Usted únicamente puede hacer un libro que sea para los pequeños lo que “Paz en la Guerra” es para los grandes…”.

carta

Recuerdo que en la presentación del libro dije que daba la impresión de que vivíamos en un tiempo en que todo nos parecía nuevo y que esa impresión era del todo falsa. Por esto, y al igual que en los tiempos de Juan Ulpiano Migoya, sigue siendo necesario recordar y volver la vista atrás para conocer a aquellos hombres y mujeres ilustres que nos precedieron en la lucha por la libertad, la democracia y los derechos de los trabajadores. Este 2014 ha sido el del nacimiento de Miguel de Unamuno; y este próximo 2015, será el del centenario de la muerte de otro grande: Tomás Meabe. Volveremos sobre ellos.

¡Urte berri on guztioi!

Etiquetado en: ,