Discurso de Clausura

Eskerrik asko, lagunak.

Lehenik eta behin, eskerrik beroenak sindikatuko ordezkari guztioi, Euskadiko UGT-ren hamaikagarren kongresua arrakastaz egin duzuelako.

Zuen lanarekin, langile guztien itxaropenari bultzada eman diozuelako, UGT berrituz eta indartuz.

Mi saludo y agradecimiento, en primer lugar, a todas las delegadas y delegados que habéis hecho este congreso, para renovar y reforzar la voluntad de las miles de personas afiliadas a UGT Euskadi.

Saludo y agradecimiento que hago extensivos a los compañeros y compañeras de otros sindicatos, autoridades, partidos políticos y a  todas las personas aquí presentes.

Como nuevo Secretario General, es un honor poder continuar con esta “historia de lucha y logros“, como titula el vídeo que hemos visto sobre los 125 años de historia de la Unión General de Trabajadores.

Un honor. Un orgullo, sí.

Y una gran responsabilidad, porque estamos nuevamente ante una coyuntura difícil, ante un grave crisis económica que debemos superar y ante un retroceso brutal de las conquistas sindicales y sociales, que debemos recuperar decididamente.

Hoy, tenemos que pelear de nuevo para reconquistar viejas reivindicaciones laborales que con tanto esfuerzo conseguimos convertir en leyes. Trabajar conjuntamente, con el resto de los sindicatos y con el máximo apoyo social, para la creación de empleo y la recuperación del Estado de Bienestar.

Para frenear el desmantelamiento de la sanidad, de la educación, de los servicios sociales

Para defender la negociación colectiva

Para conseguir una fiscalidad justa y progresiva, que aumente los ingresos y luche contra el fraude.

Y lo vamos a hacer siempre con alternativas realistas, posibles, con una actitud responsable.

Dicho de otra manera:

“Oinak lurrean eta burua bere lekuan”.

 Horrela jardun behar du gure sindikatuak.

Oinak lurrean: izan litekeena aldarrikatuz.

Eta burua bere lekuan: ongizate estatuaren defentsan, berreskuratzeko eta sakontzeko.

Decía que “con los pies en la tierra y la cabeza en su sitio”, para reclamar lo posible, sin olvidar nuestra razón de ser: el progreso social y solidario.

Los mismos principios fundacionales de la UGT hace 125 años. Los mismos principios que debemos fortalecer para recuperar el papel preponderante que UGT Euskadi ha representado en la historia del sindicalismo vasco.

Un sindicato en la calle, presente en el día a día de cada centro de trabajo. Con los oídos abiertos a las consultas y a los problemas de los trabajadores. Con la palabra y la respuesta dispuesta para solucionarlos, con una asesoría jurídica y económica eficiente, que vamos a reforzar todo lo posible…

…Con la mano tendida a las personas afiliadas y no afiliadas, con unos servicios de formación y orientación para el empleo abiertos a las personas en paro.

Con los brazos abiertos para impulsar la unión sindical y mantener los convenios colectivos.

UGT indartsuagoa behar dugu guzti hori egiteko.

Bizkorragoa. Bere barnetik atera behar duen bizkortasunarekin, sindikatu eraginkorra izan dadin.

Sindikatu gardena eta erakargarria. Bazkide eta bazkide ez direnentzat.  Langile eta langabetuentzat. Gazte eta helduentzat.

Necesitamos una UGT Euskadi más fuerte para poder llevar a cabo con éxito estos retos. Una UGT más ágil. Una UGT más dinámica.

Una UGT que transpire la implicación militante de sus afiliadas y afiliados, el compromiso solidario y el orgullo personal de heredar 125 años de lucha y logros.

Una fortaleza, agilidad y dinamismo que debemos reflejar, en primer lugar, en la propia estructura de nuestro sindicato.

Abrimos hoy una etapa para profundizar en el compromiso de la eficiencia y de la transparencia. Vamos a ser austeros para ser más eficientes. Y vamos a rendir cuenta puntual de lo que estemos consiguiendo. Este es nuestro compromiso con la transparencia.

También vamos a reforzar nuestra capacidad decisoria, en relación con la organización confederal, porque resulta evidente que muchos de los problemas que se plantean en Euskadi requieren una solución en este ámbito territorial.

Son problemas de solución vasca, ante los que debemos responder en cada momento con las estrategias que consideremos oportunas en esta sociedad de idiosincrasia rica y plural.

Tenemos que conseguir un sindicato atractivo para las jóvenes y para los jóvenes, porque son quienes más sufren la precariedad y el desempleo. Vamos a impulsar una organización juvenil realmente autónoma, dirigida y gestionada exclusivamente por las jóvenes y los jóvenes que la integran. Porque necesitamos que una organización así actúe como un revulsivo constante de nuestra conciencia. Una organización juvenil que nos agite y nos de caña.

Vamos a trabajar para poner en marcha estas ideas y hacerlas realidad. Para devolverle a nuestro sindicato el papel relevante que debe ocupar en Euskadi al que me refería en el inicio de esta intervención.

Con una estructura renovada en este Congreso. Con un nuevo equipo y con un nuevo Secretario General que no permanecerá más de dos mandatos al frente de esta responsabilidad.

Creo en la renovación periódica en los puestos de responsabilidad de cualquier organización y, por ello, mantengo el compromiso, al que ya me referí en mi blog, de permanecer un máximo de dos mandatos al frente de la Secretaría General, aunque nuestra organización confederal haya establecido recientemente un tope de tres mandatos.

Creo que un máximo de dos mandatos es suficiente para dejar la impronta del trabajo de un nuevo equipo y dar paso a otras personas para que continúen, corrijan y mejoren lo heredado.

Eskerrik asko.