E la nave va…

Durante el pasado mes de agosto, el desempleo aumentó en Euskadi un 1,07% con respecto al mes anterior, según el avance de datos que ha publicado Lanbide. En cuanto a las contrataciones realizadas durante ese mes, sólo el 4,98% tuvieron carácter indefinido, según esta misma fuente.

A finales de julio, yo mismo, acompañado por la secretaria de Acción Sindical e Institucional, Maribel Ballesteros, presenté en una rueda de prensa un informe elaborado por el sindicato como balance de los dos tristes años que llevamos de reforma laboral: 10.000 parados más en Euskadi.

En el informe decíamos que el 94% de los contratos firmados en Euskadi desde que entró en vigor esta reforma, en julio de 2012, son temporales. Ahora, las cifras institucionales ratifican nuestro estudio, en el que también denunciábamos las malas prácticas que esconden los contratos a tiempo parcial, que encubren jornadas completas, y la temporalidad de los mismos, que no supera, en muchos casos, el mes de trabajo.

Con los datos en la mano, me reafirmo en lo que dije en aquella ocasión: “Euskadi está en la cola de la recuperación” y no avanzaremos ni un metro, debido, entre otras cosas, a la falta de voluntad del Gobierno Vasco para abrir el Diálogo Social que afronte esta gravísima situación. El verano ha concluido y con él el plazo ofrecido para la apertura de ese diálogo imprescindible, sin que hayamos obtenido respuesta.

Desde la malhadada reforma, el inframileurismo es el timón que conduce el mercado laboral, que navega en un mar de temporalidad a estribor y de precariedad a babor. “E la nave va” se titulaba una gran película de Federico Fellini. Y la nave va, navega sin piloto por ese mar… hasta que se hunde, como narró Fellini.

Etiquetado en: ,