Para las mujeres asalariadas, el año tiene 444 días

Ayer se celebró el Día por la Igualdad Salarial. Y lo que entiendo que debería ser la reivindicación más justamente compartida por todo el mundo -“Trabajar igual, cobrar igual”-, resulta cada vez más inaccesible.

Es desalentador comprobar que aumenta progresivamente la brecha salarial entre mujeres y hombres. La Secretaría de Igualdad de UGT lo ha cuantificado en su último informe, publicado con motivo del día internacional, celebrado ayer: las mujeres ganan un 24% menos que los hombres y la brecha ha aumentado en dos puntos desde el comienzo de la crisis. Las políticas gubernamentales para recortar los derechos de los trabajadores y trabajadoras han provocado, además de la sangría generalizada, un grave retroceso en materia de igualdad.

Los números que contiene el informe del sindicato, basados en las cifras oficiales registradas por el INE -última Encuesta Anual de Estructura Salarial, correspondiente a 2012-, son explícitos y contundentes. Baste un ejemplo: una mujer tendría que trabajar ¡79 días más al año! para ganar lo mismo que un varón. En el año 2012, las mujeres ganaron una media de 6.000 euros menos al año.

Aumenta la brecha salarial y se acentúa, además, en los salarios más bajos, donde la presencia femenina es mayoritaria, así como en aquellos nichos de mercado tradicionalmente feminizados. Los recortes en las políticas de protección y bienestar social han expulsado a muchísimas mujeres del mercado de trabajo. En muchos casos, las han expulsado directamente, y en otros muchos más, indirectamente, como consecuencia de los recortes en atención infantil o en materia de dependencia, entre otros.

En 2012, el año contuvo 444 días (79 más) para las mujeres asalariadas. Y la brecha sigue aumentando.

Etiquetado en: