¿Pero alguien creía que Euskadi is different?

Desde luego, no lo es en el mercado laboral. Durante años, nos han bombardeado con eso de que Euskadi es diferente. Que las empresas vascas son más competitivas, que han sabido internacionalizarse bien, que han invertido provechosamente en I+D+i y un montón de milongadas más en esa línea.

Sin embargo, la evolución y el comportamiento del mercado laboral en Euskadi es igual que en el resto del Estado. La contratación es igual de temporal y a tiempo parcial. Y también, en muchos casos y como sucede en otras partes, esconde un fraude, porque se trata de una contratación mínima para poder esquivar los controles de la inspección de trabajo y enmascarar trabajos a jornada completa.

¿Sabían que más de la mitad de las trabajadoras y trabajadores vascos empleados en el sector privado en Euskadi no tienen reguladas sus condiciones de trabajo?

Más de la mitad, sí: 238.000 no tienen renovado el convenio colectivo y más de 100.000, lo han perdido y tampoco tienen un convenio de referencia de ámbito estatal. Son alrededor de 350.000 personas sin protección ni referencia en un mercado laboral que ronda los 600.000 empleos en el sector privado en Euskadi. Y aquí, la negociación colectiva -especialmente, la sectorial- es imprescindible, ya que el 94% de las empresas vascas tienen menos de 10 trabajadores que, sin esa referencia, quedan enteramente sometidos al capricho y a la discrecionalidad de sus empleadores.