Recordar para aprender y transformar

Hoy, por la mañana, estaré en Barakaldo. En la sede de la Fundación Juan de Los Toyos, donde comienza el Seminario sobre la vida y actividad de los judíos refugiados en España durante la Segunda Guerra Mundial. Es una Seminario de enjundia y de muy notable participación, que se prolongará hasta el próximo jueves y que constituye una iniciativa acertada de la Fundación en este año en que se cumplen 75 desde el inicio de aquel conflicto bélico.

En una entrada anterior, recordaba que, tras la invasión de Francia, muchos judíos se vieron abocados a huir del régimen nazi y entrar en la España de Franco, donde gobernaban los simpatizantes de Hitler aunque, oficialmente, se trataba de un país no beligerante. Los judíos refugiados tuvieron una suerte desigual: muchos se salvaron y muchos fueron deportados. De todo ello se hablará en este Seminario, en cuya inauguración tengo previsto intervenir.

Hoy escucharé las intervenciones de representantes de la “Fundación para la Memoria Histórica de las Víctimas del Nacional Socialismo”, de Alemania y de la “Fundación de Auschwitz-Birkenau”, de Polonia, así como la ponencia inaugural del Seminario, a cargo de historiador Josep Calvet, profesor de la Universidad de Lleida.

Mañana se celebrará una Mesa Redonda sobre la difusión de la huella hebrea en España desde el Holocausto, con la participación de Jorge Rozemblum, director de Radio Sefarad, del abogado y escritor Javier Otaola y del periodista e investigador Eduardo Martín de Pozuelo quien, por la tarde, hablará sobre el franquismo como cómplice del Holocausto. Antes de ello, por la mañana, intervendrá Joseba Arregi, presidente de Havtajá, la asociación cultural Euskadi-Israel.

El miércoles será el turno del periodista y escritor Eduardo Rolland (“La solidaridad espontánea: Cómo gente común creó una red para evacuar a los judíos”); de la investigadora y germanista Rosa Sala Rose (“Una gota del Holocausto en España: el trágico caso de Jenny Kehr”) y de Jacobo Israel, expresidente de la Federación de Comunidades Judías de España (“Historia y Testimonios de los refugiados judíos en España durante la Segunda Guerra Mundial. Una visión desde dentro”). Por la tarde, intervendrá Diego Carcedo, presidente de la Asociación de Periodistas Europeos y se exhibirá el documental “Visados para la libertad”.

Por último, el jueves intervendrá Sonia Sánchez, directora del Instituto de Estudios Israelíes, Centro Sefarad – Israel (“Los diplomáticos españoles ante el Holocausto”) y antes de que yo tenga el honor de intervenir nuevamente para clausurar el acto y al igual que en días anteriores, habrá un tiempo para la participación de los jóvenes en este proyecto de transmisión de legado histórico y de memoria. Porque el objetivo es, precisamente, ese: Recordar para crear generaciones con memoria. Recordar, no para sufrir, sino para aprender y transformar.