Una presentación de libro

presentacion_libro

Ayer por la tarde tuve el honor de presentar en Bilbao el libro ‘Indalecio Prieto-Miguel de Unamuno. Correspondencia, 1916-1934’, con las cartas inéditas que se cruzaron el político socialista y el intelectual bilbaíno durante dos décadas de relación estrecha.

En mi intervención quise expresar la importancia que tienen la recuperación de la Memoria Histórica y el reconocimiento de las generaciones que nos precedieron -como las de Prieto y Unamuno-, y que defendieron la libertad, la democracia y los derechos de los trabajadores. Con ese objetivo, hemos actuado las Fundaciones Indalecio y Prieto y Juan de los Toyos al editar conjuntamente este libro. Adjunto aquí la presentación que hice del mismo:

“Buenas tardes y gracias por acudir una vez más a la llamada de la Fundación Juan de los Toyos.

Creo que el libro supone una aportación valiosa y novedosa al conocimiento histórico de estas dos figuras centrales de la política y el pensamiento en la España del primer tercio del siglo XX y por eso creo que tenemos motivos para estar muy satisfechos.

Satisfechos, en primer lugar, porque este epistolario, con varias cartas de Unamuno que se publican por primera vez, es una importante contribución que las fundaciones Juan de los Toyos e Indalecio Prieto hacen a los actos conmemorativos del 150 aniversario del nacimiento de Miguel de Unamuno. Un aniversario que el Ayuntamiento de Bilbao viene celebrando a todo lo largo de este año 2014 que ahora termina y al que nos sumamos de forma entusiasta.

Quizá no es muy conocido que Unamuno mantuvo una estrecha relación con el socialismo desde sus orígenes. Esta relación se tradujo a lo largo de su vida en contactos permanentes con los líderes del movimiento obrero, al menos en cuatro etapas.

La primera, entre 1890 y 1898, incluye a los líderes de la primera generación socialista: Pablo Iglesias, Valentín Hernández Aldaeta (director del semanario ‘La lucha de clases’), Facundo Perezagua, Juan José Morato y Timoteo Orbe, entre otros.

La segunda, inscrita en el periodo 1898-1909, que es de ruptura generalizada entre los intelectuales y el partido socialista, incluye correspondencia de Unamuno con José Madinabeitia y Tomás Meabe, fundadores de las Juventudes Socialistas y ambos personalidades muy cercanas a Prieto.

(Por cierto, que este año 2015 que está a punto de comenzar es el del centenario de la muerte de Tomás Meabe, una magnífica oportunidad para reivindicar a una figura decisiva en la historia del socialismo vasco y español).

La tercera etapa (1909-1915) viene marcada por el cambio que supone la conjunción republicano-socialista desde 1909 y la incorporación al socialismo de hombres como Ciges Aparicio, Luis Araquistain, Oscar Pérez Solis, Julián Besteiro, Álvarez del Vayo y Fernando de los Ríos.

La cuarta y última etapa corresponde al periodo 1915-1924, en la que aparece una segunda generación de líderes socialistas con los que Unamuno mantiene también una relación muy estrecha y que incluye a los mencionados Araquistain, Besteiro y De los Ríos, y también a Indalecio Prieto y Andrés Saborit.

Prieto entabla relación epistolar con Unamuno en la última de estas cuatro etapas. Es lógico, tanto por edad como porque es a partir de 1915 cuando Prieto consolida una posición de poder en el partido socialista en Bizkaia y por extensión en el País Vasco.

Desde su presencia en el Parlamento español como diputado en 1918, le une a don Miguel su defensa de la libertad política y personal, y sobre todo sus ataques a la monarquía y al militarismo.

Decía que tenemos que estar satisfechos también porque la colaboración entre nuestras dos fundaciones sigue dando buenos frutos.

Hace muy poco presentábamos aquí la biografía de Paulino Gómez Beltrán, hoy sacamos a la luz este epistolario inédito entre Prieto y Unamuno, que ha contado además con la colaboración de la Universidad de Alcalá, y estoy seguro de que en el futuro seguiremos trabajando en proyectos interesantes que ayuden a mantener viva la memoria del movimiento obrero en Euskadi y en el conjunto de España.

Me acompañan en esta mesa Alonso Puerta, presidente de la Fundación Indalecio Prieto, coeditora del libro; Mariano del Mazo, autor del prólogo y que a su condición de doctor en Filología y catedrático de Instituto, une la de ser bisnieto de Unamuno; y Luis Sala, periodista, licenciado en Historia, que firma el estudio introductorio que trata de poner las cartas en su contexto histórico, que no es otro que la crisis de la monarquía de Alfonso XIII, en dos momentos clave de la misma: la coyuntura 1921-1923, en el momento en que Prieto asume el liderazgo de la oposición al régimen con su exigencia de responsabilidades por el ‘desastre de Annual’; y el periodo 1924-1930, marcado por la dictadura de Primo de Rivera y el exilio de Unamuno.

Enseguida les voy a dar la palabra, pero no quiero terminar esta presentación sin expresar el reconocimiento de la Fundación Juan de los Toyos al Gobierno Vasco por la política en materia de Memoria Histórica que lleva a cabo.

En estos tiempos en que todo parece nuevo, viene bien de vez en cuando volver la vista atrás y conocer la trayectoria de las generaciones de hombres y mujeres que nos precedieron en la lucha por la libertad, la democracia y los derechos de los trabajadores.

No es solo un ejercicio de nostalgia. Los principios que inspiran esta política de memoria, verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, tienen plena vigencia. Desde luego, la Fundación Juan de los Toyos que presido los hace suyos y se siente plenamente comprometida con su promoción.

Al recordar hoy a los que nos precedieron, reafirmamos también nuestra voluntad de vivir los valores de verdad, justicia y libertad que ellos encarnaron y que inspiran la actuación de la Unión General de Trabajadores y de nuestras fundaciones.

Gracias de nuevo por vuestra presencia y Alonso, tienes la palabra”.