Vamos a reducir un 20% el gasto corriente del sindicato

Cuando la renovación no es una palabra hueca

Siempre he confiado y he defendido el trabajo en equipo, que resulta fantástico cuando puedes rodearte de los mejores y contar con ellos. Tengo esa suerte y puedo avalar el compromiso con la austeridad y la transparencia que quiero impulsar en la etapa que se abre en UGT Euskadi después del congreso, con el apoyo de profesionales reconocidos, con una trayectoria espectacular en su campo de conocimiento. Por ejemplo, Javier González, que será el Tesorero de UGT Euskadi si la candidatura que encabezo es refrendada por las compañeras y compañeros de la organización en el congreso de esta semana.

Javier González, que ha sido director financiero del Hospital de Cruces, con una ejecución profesional honesta y exitosa, es la garantía de que podemos ahorrar y fortalecer un sindicato que dependa de nuestras cuotas y no tanto de las subvenciones públicas. Con una reducción inmediata del 20% del coste administrativo y del gasto corriente para conseguir un sindicato más austero y eficiente.

Se trata de ahorrar… y de cuadrar la caja. Y cuadrar la caja significa que no vamos a recortar un ápice en los servicios que ofrecemos a nuestra afiliación. Pero también que vamos a meter la tijera en todo cuando sea superfluo y no contribuya eficazmente a los objetivos sustanciales de nuestra organización.